NUESTRA LUCHA

Debemos Luchar para que la Educación Pública Siga Siendo Pública.

Los fondos públicos que deberían ser destinados para la educación, están siendo transferidos a manos privadas minando la mera existencia de la educación pública en Los Ángeles. Sólo en este año, un informe revela que la expansión de las escuelas chárter tomarán más de $500 millones del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (Los Angeles Unified School District).

Las escuelas chárter son financiadas con fondos públicos cuando son escuelas privadas. Las escuelas públicas tienen la obligación de aceptar a todos los estudiantes, en cambio, las escuelas chárter no lo hacen. Aún cuando éstas hacen uso de millones de dólares de los contribuyentes, las regulaciones que podrían forzarlas a ser verdaderamente públicas -como transparencia financiera y un órgano elegido de supervisión- son inexistentes.

Cada estudiante, sea de escuela pública o chárter, representa alrededor de $11,000 dólares anuales en financiamiento público.

Una vez establecida la escuela chárter, no está sujeta a la Ley Brown (Brown Act), que obliga a las escuelas a mantener públicas las juntas sobre políticas, ni a la Ley de Archivos Públicos (Public Records Act). Las escuelas chárter no están obligadas a publicar sus presupuestos, incluso, éstas pueden cerrar sus puertas sin previo aviso, debido a malos manejos financieros, provocando caos en las vidas de sus estudiantes y sus comunidades. 

La fuga financiera de 500 millones de dólares anuales por parte de LAUSD significa que hay menos recursos para mantener y mejorar escuelas públicas de alta calidad. Esto ha sido de gran impacto para los estudiantes más necesitados, quienes son atendidos mayormente por escuelas públicas y no por escuelas chárter.

IMG_0505

Febrero 26, 2015: “Haciéndonos escuchar en Grand” (Making Our Stand at Grand) Nuestra reunión de apoyo con la asistencia de más de 15,000 educadores, familias y miembros de la comunidad para levantar nuestras voces por una educación pública completamente financiada en Los Ángeles.

Evitemos que las corporaciones se queden con nuestras escuelas públicas

Actualmente, existen más de 1,230 escuelas chárter en todo el estado, y la Asociación de Escuelas Chárter de California (The California Charter School Association), un flanco de presión de la industria escolar chárter, que tiene el objetivo de incorporar 1 millón de niños en estas escuelas para el año 2022.

El esfuerzo privatizador en el estado por parte de CCSA ha sido amplificado localmente por el multimillonario Eli Broad y la familia Walton de Walmart, entre otros, con un plan para reducir a las escuelas de LAUSD mediante la eliminación del 50% de sus estudiantes, forzando al Distrito a la bancarota. Broad ha donado más de $1.35 millones a CCSA desde 2013.

La élite corporativa continúa financiando la privatización masiva a través de donaciones, involucrando a compañías de relaciones públicas para persuadir a la opinión pública, y controla una cantidad importante de acciones de compañías nacionales de medios que incluyen a Tribune Co., a la que pertenece el LA Times, así como “The 74,” que posee el sitio de noticias en línea LA School Report.

Nuestras escuelas públicas compiten con las escuelas chárter por dinero, recursos y lo que llaman “participación de mercado” o preferencia de los padres y las comunidades. El discurso alrededor de las escuelas chárter es confuso llevando todos sus esfuerzo a la privatización de los fondos públicos sin comprometerse a ofrecer resultados comprobados.

De hecho, las escuelas públicas son forzadas a competir no sólo por estudiantes, sino también por maestros y administradores, los recursos humanos que son la parte crítica en una educación de calidad. Veamos lo que pasó en Detroit, donde la competencia superó a la calidad. Esta “alteración” en la educación demuestra devastadores efectos en nuestros niños. 

imrs.php

Agosto 4, 2016: Artículo del Washington Post por Valerie Strauss: “Reformadores” perturbando a la educación pública. Por fin, un decano de Ivy League declara que las consecuencias para los niños pueden ser devastadoras

Nuestra Visión para las Escuelas de la Comunidad

Necesitamos mejoras verdaderas y duraderas en nuestras escuelas. Necesitamos un sistema educativo que incluya arte y música, clases con menos alumnos, un programa integral que incluya estudios étnicos así como sistemas equitativos de compromiso y excelencia. Los padres de familia y el público en general, deben ayudar a diseñar y transformar las escuelas de sus barrios para que sean verdaderas escuelas de la comunidad, creadas y desarrolladas para los vecindarios a los que sirven. Necesitamos un proceso justo que garantice a todos los estudiantes que acudan a una escuela, sea pública o chárter, que recibirán acceso a una educación de alta calidad.

¡Únete a nosotros, únete a la lucha!

AlexHamilton1

Febrero 17, 2016: Durante un día de acción nacional para apoyar a las escuelas públicas, los estudiantes sostienen un letrero que muestra asociaciones, programas y actividades después de clases en Hamilton High School en Los Ángeles.